Preguntas dificiles en una entrevista de trabajo

Empleo, Empresas

La entrevista de trabajo es el último obstáculo a superar en una prueba de selección de personal. El entrevistador tratará de conocerte más a fondo y evaluar tu perfil más allá de lo que hayas puesto en tu curriculum. Ir preparado a la entrevista de trabajo puede suponer la diferencia entre conseguir o no el empleo.

Preguntas dificiles en una entrevista de trabajo

Causar una buena primera impresión al reclutador supone tener mucho terreno ganado. Por contra, ofrecer una primera impresión negativa puede dar al traste con las aspiraciones a conseguir el empleo.

Por eso hay que ir a la entrevista de trabajo con los deberes hechos y una preparación previa y específica para el puesto, la empresa, los objetivos propios, expectativas laborales y perspectivas de futuro.

Eso quiere decir que no vale solo con ponerse un traje acorde, lucir nuestra mejor sonrisa, ser muy amables y esperar acontecimientos. El reclutador espera algo más del entrevistado. Por eso se suelen hacer ciertas preguntas comprometidas. De ese modo pueden saber qué grado de interés y compromiso aporta el candidato.

Las preguntas dificiles en una entrevista de trabajo.

1.- “¿Qué conoces de la empresa?”

Con esta pregunta el entrevistador pretende saber si realmente estás interesado en el trabajo. Tener conocimientos de la empresa denota mayor interés por el puesto, y eso es muy valorado. Busca información en internet, a través de conocidos, en la prensa, etc. Llévate esta pregunta bien preparada y tu primera impresión irá por muy buen camino.

2.- “¿Qué nos puedes contar sobre tí?”

Aquí no cabe preparación previa, porque se requiere una respuesta rápida. Precisamente con ello se está evaluando la capacidad de respuesta del candidato. No obstante puede ser de utilidad saber qué hay que responder a esta pregunta y tener alguna idea ya pensada para decir en ese momento.

3.- “¿Por qué has estado tanto tiempo sin trabajar?”

Se trata de no dar a entender que tú tienes algo malo que te dificulta ser contratado. Enfatiza, por ejemplo, la mala suerte o la falta de oportunidades. Aquí también te suelen preguntar el porqué se terminó tu anterior trabajo. Sé sincero y explica claramente los motivos.

4.- “¿Qué puedes aportar a nuestra compañía?”

Llega la hora de lucirse. No seas tímido ni escatimes en esfuerzos a la hora de ofrecer todas las cualidades que creas tener para aportar a la empresa: capacidad de trabajo, predisposición a aprender, dotes de mando, gestión de liderazgos, habilidades especificas al puesto de trabajo, etc. Todo lo que creas que puede dar valor añadido a tu candidatura no dudes en decirlo.

5.- “¿Qué opinas de tus anteriores jefes?”

Cuidado con la respuesta. Ser muy crítico podría dar a entender que eres conflictivo, y demasiado benevolente podría entrever falta de carácter. Opta por una respuesta “politicamente correcta” que, por supuesto, puedes traer ya estudiada.

6.- “¿Conoces a alguien en esta empresa?”

La respuesta a esta pregunta depende de la reputación que tenga la persona que conozcas. En general está bien decir a quién conoces, pero si es una persona conflictiva, no te conviene que se sepa por el momento

7.- “¿Prefieres trabajar solo o en equipo?”

Depende del puesto de trabajo al que optes. Si, por ejemplo, vas a trabajar en un faro, dirás que prefieres estar solo. Pero en general está mejor vista la predisposición a trabajar en equipo.

8.- “¿Cómo trabajas bajo presión?”

Trata de hacer ver al entrevistador que sabes manejarte en situaciones de estrés. Teniendo en cuenta que esto forma parte de cualquier trabajo, seguro que tienes alguna experiencia que contar (y que hayas resuelto positivamente, claro).

9.- “¿Tienes alguna pregunta?”

Aquí puedes darle a entender tu interés por la empresa. Y también el nivel de conocimientos que tienes de la misma. Pero tampoco conviene ser demasiado incisivos. No se trata de poner en aprietos al entrevistador.

10.- “¿Cuáles son sus aspiraciones económicas?”

Estamos ante la gran pregunta trampa. Llegado el momento de hablar de dinero es muy difícil dar una respuesta acertada. Es mejor dejar que ellos pongan la cantidad que están dispuestos a pagar para intentar negociarla.

Deja un comentario