Parte I: El comercio castellano en el siglo XVI

Finanzas

A pesar de lo que comentamos sobre la hidalguía lo cierto es que los españoles veían con muy buenos ojos al comercio si se comprobaban mejores resultados y triunfos rápidos (les caracterizaba un pragmatismo muy “a la romana”), y la meca económica de la España del siglo XVI (y de la Edad Media también lo fue, sobre todo en cuanto a lo textil)

siglo XVI comercio castellano

Era la región castellana, auténtico centro difusor de las enormes riquezas que llegaban, tomando tierra en Sevilla, a toda la Cristiandad, transformando a una sociedad de caballeros, clérigos y campesinos que se sostenían por medio de la economía doméstica a una escala minúscula en un verdadero paraíso para comerciantes y emprendedores con avidez de beneficios, no sólo en la península ya que además atrajo, como moscas a la miel, a italianos y alemanes interesados y que guardaban celosamente enormes capitales ampliables.

Como en la actualidad, era importante disponer de un seguro, sobre todo si tenías una flota mercante que hacía el trayecto La Española-Sevilla dos veces al año cargada de oro y azúcar. ¿Y quién se encargaba de asegurarte?

¡Los comerciantes enriquecidos que comentábamos antes! Entre ellos destacaban los de Burgos, que con la égida de tener la mejor lana de Europa (comprada) habían acumulado fortunas destacables que harían sonrojar a muchos. Y es que la época es un maremagnum de grupos enfrentados en una peculiar lucha darvinista por la hegemonía comercial, detalle que se aprecia en la violenta competencia llevaba por españoles y genoveses (e incluso por agentes de la fuerte Burgos que dijimos, que establecían peculiares agentes comerciales en ciudades como Sevilla, para competir contra todos los demás a mansalva) que llevaban gran parte del negocio lanar sureño y otra porción del marítimo. Entendían mucho de barcos.

También se asentaron ingleses en esta piel de toro (y aquí aprendieron bastante sobre la contabilidad por partida doble), y duros germanos montañosos, que gustaban de invertir en la minería y cuestiones de acuñación de moneda, seriedades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.